Valverde aspira a regresar de Elche con los tres puntos. / efe

Valverde: «Podemos marcar en cualquier momento, nosotros no somos un equipo que no tenga gol»

El técnico subraya que el Athletic «hace muchas cosas bien» y afirma que los bilbaínos van a Elche con «necesidad y obligación» de ganar

Robert Basic
ROBERT BASIC Lezama

A Ernesto Valverde le dolió la derrota contra el Espanyol. Pasó unos días regulares, al igual que los hombres que entrena, pero con el transcurso de la semana el «disgusto se iba pasando». Los tres puntos que se fueron volando ante los 'pericos' los quiere atar este domingo en Elche, donde el Athletic buscará una victoria reparadora ante un rival que aún no sabe lo que es salir victorioso en lo que va de Liga y que apenas ha logrado un empate en cuatro jornadas. «Queremos sentir la necesidad porque es buena, siempre y cuando no tenga tintes negativos o te lleve a una situación de estrés», ha comentado el técnico rojiblanco este sábado en Lezama en referencia al botín que aguarda en el Martínez Valero. «Tener necesidad por ganar hace que estés más alerta y preparado. Y nosotros tenemos la necesidad y la obligación de sumar los tres puntos. No lo hicimos la semana pasada, pues hay que hacerlo ahora», ha reivindicado Txingurri, quien no podrá contar con Yeray Álvarez, aquejado de una gripe, y Ander Hererra, con molestias musculares. Bajas de última hora que se unen a las ya conocidas de Yuri y Balenziaga.

El preparador rojiblanco ha anunciado que introducirá «algunos cambios» en el once inicial, aunque ha evitado concretar sus intenciones. Lo que está claro es que Iñigo Martínez volverá a jugar un partido oficial tres meses después -la última vez que lo hizo fue con España el 12 de junio ante la República Checa- porque Yeray se ha quedado en casa, batallando con una fiebre alta. «Está bien», ha comentado Valverde cuando se le ha preguntado por el estado de forma del central internacional. Otro movimiento podría llevar a Iñaki Williams a la banda derecha, en detrimento de su hermano Nico, quien tuvo una gris actuación frente a los 'periquitos', lo que abriría un hueco en la punta de ataque a Raúl García, Gorka Guruzeta o Asier Villalibre. En cualquier caso, no habrá una revolución en el Martínez Valero, sino unos retoques que doten al Athletic de los detalles que le faltan para regresar a casa con un triunfo.

El cuadro de Valverde llega en oleadas, pisa el área rival con frecuencia y remata en abundancia, aunque le cuesta un mundo canjear oportunidades por aciertos. Es un viejo problema de los rojiblancos, una tara sin reparar, que de todos modos no preocupa a Txingurri. Al revés, el entrenador cree que su bloque está en condiciones de disparar con balas de verdad. «Podemos marcar en cualquier momento. Nosotros no somos un equipo que no tenga gol. Tenemos jugadores con gol, que se relacionan bien con esa situación; y hay otros que no lo son (anotadores) pero lo van a ser», ha manifestado el técnico sin poner nombres encima de la mesa. «Son futbolistas jóvenes y van a ir creciendo». En este sentido, ha explicado que la solución pasa por «atacar mejor y ser más contundentes en determinados momentos. Igual necesitamos alguna ocasión más para hacer goles, pero somos capaces de generarla».

Defensa de Muniain y Sancet

El caso es que el Athletic se medirá a un Elche con el agua al cuello. Con un punto de los 12 posibles y un solo gol a favor y nueve en contra, los ilicitanos viven una situación de urgencia. «Están necesitados, pero juegan en casa, son un bloque compacto y han tenido un calendario complicado», ha apuntado Valverde en alusión a los compromisos ante Betis, Almería, Real Sociedad y Villarreal. Los de Francisco solo han podido empatar contra los almerienses, mientras que el resto han sido goleadas en contra. El Athletic quiere aprovechar la ansiedad de su rival para sellar una victoria que le permitiría dar un estirón en la clasificación y llegar al choque con el Rayo Vallecano en una posición inmejorable, el último antes del primer parón liguero. Bajar la persiana con seis puntos acomodaría a los bilbaínos en la zona noble de la tabla, entre los mejores.

Durante su comparecencia, Valverde ha defendido la capacidad goleadora del equipo y la compatibilidad de Muniain y Sancet en el centro del campo. De los navarros ha comentado que son absolutamente compatibles en la sala de máquinas -«ambos pueden adaptarse perfectamente al rol de interiores»- y ha recordado que este último solía jugar por dentro y como mediocentro en las categorías inferiores. El año pasado demostró que se mueve de maravilla cerca del área rival y que dispara con balas de verdad, pero Txingurri le quiere más retrasado. El técnico ha recordado también que el Athletic es el conjunto con «más llegadas al último tercio del campo» y el «tercero que más remata a puerta de la Liga. Lo que tenemos que intentar es que eso nos rinda más». Es justo lo que pretende conseguir en Elche, una afectividad que premie los esfuerzos ofensivos de su plantilla.