Unai Vencedor solo ha dispuesto de 56 minutos en 11 partidos de Liga. / EFE

Vencedor: «¿Salir cedido? No. Soy del Athletic a muerte y este es el sitio en el que tengo que estar»

El jugador explica que se encuentra en una «situación nueva», fuera de los planes de Valverde, y afirma que luchará para «dar la vuelta» a su invisibilidad y recuperar la cuota de protagonismo perdida

Robert Basic
ROBERT BASIC Lezama

Unai Vencedor ha pasado del todo a la nada, o casi nada. El centrocampista no termina de escalar posiciones en la agenda de Ernesto Valverde, quien echa mano del bilbaíno a cuentagotas, solo en momentos puntuales y además en las rectas finales de los partidos. El de Rekalde jugó el año pasado 34 partidos de Liga, la inmensa mayoría de ellos como titular, y ahora apenas contabiliza tres en 11 jornadas de un campeonato en el que no encuentra la manera de recuperar la jerarquía perdida. No entra en los planes de Ernesto Valverde, que apenas le ha dado migas en forma de 56 minutos, pero el centrocampista no desespera y asegura que peleará para recuperar la cuota de protagonismo perdido. «Es una situación diferente, lo estoy llevando lo mejor posible. Trabajo día a día como he hecho siempre e intento darle motivos al míster para ver si puedo entrar», ha comentado este jueves en Lezama. Preguntado por si contemplaría una cesión si su estatus no cambia de aquí a enero, el futbolista ha dado un portazo a esta posibilidad. «No. Soy del Athletic a muerte y es el sitio idóneo en el que quiero estar. Estoy para ayudar al equipo en lo que haga falta y ganarme un puesto».

Vencedor ha desaparecido con el cambio del entrenador. Con Marcelino era indiscutible, pero la llegada de Valverde y el rediseño del centro del campo ha hecho que el bilbaíno pierda presencia. Solo Morcillo, Paredes, Capa y el portero suplente Agirrezabala han tenido menos minutos que él, además de Balenziaga, quien acaba de salir de una larga lesión. Una situación nueva y dura para un joven -cumple 22 años en noviembre- que venía de jugar con asiduidad y ahora es el centrocampista menos empleado por Txingurri. «Fácil no es», ha comentado cuando se le ha insistido en su pérdida de protagonismo y la manera en la que lo afronta. «Hay que seguir, trabajar, aportar cada vez que salgo al campo». En la goleada del Camp Nou y con un 3-0 en el marcador, el técnico rojiblanco le activó en un contexto muy desfavorable. «Todo lo que venga -en referencia a competir-, bienvenido sea», se ha mostrado pragmático el de Rekalde.

«Soy joven y necesito jugar»

Vencedor intenta no ahondar en las causas que han provocado su salida del once, sino que se limita a entrenar con dureza para intentar «dar la vuelta a la situación». Las lesiones de Ander Herrera y Dani García podrían darle una oportunidad y saciar su sed de minutos, que se traducen en un pobre 5,6% del total. La nada. «Hay u míster nuevo, una competencia muy alta. El entrenador elige a los que juegan y los demás tenemos que ponérselo difícil para entrar ahí». Hasta hace nada habitual con la selección sub'21, fruto de sus numerosos concursos con el Athletic, el centrocampista reconoce que echa de menos los focos. «Soy un chaval joven y necesito jugar. Hay tiempo. Aquí estoy bien y a gusto», ha explicado el medio, empeñado en hacer cambiar de opinión a su técnico.

Después de un gran arranque liguero, con 16 puntos sumados de los 21 posibles, el Athletic se ha frenado en seco en un mes de octubre que le ha emparejado con rivales importantes. Vencedor no podido ayudar mucho al equipo, pero confía en la capacidad del vestuario de tomar de nuevo altura. «Estamos tranquilos. Hemos competido bien en todos los partidos menos ante el Barcelona. No hicimos un buen encuentro y ellos fueron mejores, pero en los tres anteriores peleamos y pudimos ganar cualquiera de ellos». Ahora llega el Villarreal y Vencedor afirma que el equipo lo afronta con la «misma ambición de siempre y las mismas ganas de ganar de siempre. Es un rival directo y vamos a por tres puntos». Ha habido cambio en el banquillo del 'submarino amarillo', donde Quique Setién ha ocupado el hueco dejado por Unai Emery, comprometido con el Aston Villa. El centrocampista rojiblanco ha avanzado que pocas cosas variarán en el fútbol de su rival. «Tienen muy claras sus ideas y las del nuevo entrenador son muy parecidas al del que se ha ido. No les repercutirá (el cambio) negativamente».