Un vestuario indignado

Iker Muniain intenta controlar la pelota ante el centrocampista del Villarreal Trigueros. /EC
Iker Muniain intenta controlar la pelota ante el centrocampista del Villarreal Trigueros. / EC

«El VAR, ¿dónde está el VAR? que no lo hemos visto», se quejó un irritado Berchiche tras el empate a uno con el Villarreal

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

Los jugadores del Athletic rodearon a Undiano Mallenco al acabar el partido que terminó con empate a uno ante el Villarreal. Le pidieron explicaciones por dos polémicas decisiones que, según los rojiblancos, les perjudicaron gravemente. El criterio de los rojiblancos es que sólo las resoluciones del colegiado navarro y el VAR les impidieron ganar un partido clave. «De habernos llevado los tres puntos veríamos la situación con mucho más alivio», lamentó el portero Iago Herrerín.

Undiano Mallenco les indicó que a Iborra le pegó la pelota en la rodilla en un disparo de Ibai en la jugada anterior al empate del Villarreal. Los rojiblancos, por su parte, reclamaron mano, segunda amarilla para el último fichaje del Villarreal y que se anulara el gol por lo sucedido instantes antes. Además, Iborra también pudo ganarse la segunda amarilla en un manotazo que dio a Capa en un salto aéreo.

Pero el gran lío llegó con el tanto anulado a Williams en el minuto 86. Después de minutos de incertidumbre, lo invalidó. Undiano Mallenco tomó la decisión porque Yuri Berchiche, que era quien envió el balón desde el costado izquierdo a Williams, estaba en fuera de juego.

La decisión se convierte en una de las más polémicas de la reciente historia del VAR en la Liga. En las imágenes mostradas por la realización de televisión no se aprecia una posición de fuera de juego ni de Berchiche ni de Williams. Tampoco se mostró ni al Athletic ni a los aficionados qué línea se trazó para que Del Cerro Grande, el árbitro del VAR, determinara la posición irregular y anulara el gol.

La decisión del colegiado navarro llenó de indignación al Athletic. Además, porque nadie entiende en el club por qué desde Madrid no se dio por bueno el gol de Williams. Rafa Alkorta, el director deportivo, abrió el fuego nada más concluir el partido. «Que alguien me explique lo del VAR, por favor. No entiendo nada», señaló en su cuenta de Twitter. Peru Nolaskoain, fuera de la convocatoria para el encuentro de ayer, se indignó ante el televisor. «Pero, ¿esto qué es?», se preguntó en la misma red social.

Dos jugadas clave

Garitano consideró fundamental el arbitraje a la hora de resumir lo que sucedió en el encuentro. «Hay dos jugadas clave. Una mano de ellos en su gol y el gol anulado nuestro. Ha habido jugadas clave –reiteró– y es difícil hacer el análisis del partido, ya que todas son en nuestra contra», protestó el entrenador.

En el camino entre el vestuario y la zona mixta, los jugadores rojiblancos se reunieron a analizar en los móviles la polémica jugada final. «Todos los que la hemos visto tenemos claro que es gol», resumió Herrerín.

Las declaraciones de la plantilla y el entrenador del Athletic dejaron la sensación de que se pidió un punto de mesura en las quejas para que lo sucedido no tenga consecuencias posteriores. «En el 1-1 ha habido unas manos antes del gol y en la segunda jugada me dicen que es válido. En caliente, ¿qué voy a decir?, que luego igual me sancionan», avisó Garitano.

Quejas descarnadas

Fuera de los micrófonos, las quejas fueron más descarnadas. Undiano ya fue incluido en la lista de árbitros sospechosos por Caparrós y Gurpegui hace una década. «No sé que nos pasa con este árbitro y el Athletic», se quejó el entrenador en 2009. «Traía preparada la roja desde casa», protestó el futbolista navarro, hoy embajador rojiblanco.

El balance del colegiado con los rojiblancos es deprimente. Sólo un triunfo, en Anoeta, en 17 partidos fuera de casa con él. «Siempre el mismo, sumarles a ellos y quitarnos a nosotros», se quejó un jugador.

Dani García mostró ante los micrófonos la versión más diplomática. «Nos vamos fastidiados, pero es lo que hay. No voy a crear polémica. No beneficia al Athletic», dijo a los periodistas. A su espalda, Berchiche, a quien le pitaron el polémico fuera de juego, mostró la versión más irritada de los rojiblancos. Sin detener su paso lanzó para que todos le oyeran: «El VAR, el VAR, ¿a ver dónde está el VAR?, que no lo hemos visto». El Athletic está indignado. Se siente perjudicado.