Borrar
Documental: 'Ahead Creative' (Iraitz Alduntzin y Laura Hernández) | Foto: Maika Salguero

'Soñar a lo bajini': el vídeo-documental de la Copa del Athletic que te emocionará y te hará creer en los milagros

19 minutos a flor de piel con imágenes de aquellos días y una vibrante y envolvente narración de Iñaki Beraetxe que llega al corazón

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Jueves, 2 de mayo 2024, 13:02

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Está a punto de cumplirse un mes desde que el Athletic desbordó de felicidad a una hinchada entregada y fiel, pero poco acostumbrada a las grandes gestas. Fue un mes de abril soñado, único, inolvidable. Bilbao y Bizkaia entera se sumergieron en un éxtasis colectivo que aparcó por unos días cualquier otra preocupación y que llenó las orillas de la ría, desde el Ayuntamiento hasta la desembocadura de El Abra, de alegría y auténtico fervor por un equipo único en el mundo que por su filosofía no compite a golpe de talonario, algo tan habitual en el fútbol de élite.

Esa esencia, ese carácter intrínseco que define al club rojiblanco, es lo que engrandece aún más una hazaña de este calibre como es haber ganado la Copa 40 años después. Las imágenes de la espectacular fiesta vivida con la gabarra dieron la vuelta al mundo y se publicaron en los medios internacionales más prestigiosos. Quién no habló del Athletic y de la que se montó en Sevilla en la previa del partido, en Bilbao para festejar el título... ¡Cuántos recuerdos!

Pues bien, para tenerlos bien reunidos y no se escape ninguno -aunque es difícil-, esta semana se ha publicado 'Soñar a lo bajini', un vídeo-documental que repasa los momentos vividos durante aquellos días para la historia y que pone de relieve cómo un club que se ha encontrado con tantas piedras en el camino ha alcanzado la gloria, demostrando que los sueños se hacen realidad. La productora Ahead Creative, a los mandos de Iraitz Alduntzin y Laura Hernández, ha elaborado un minucioso trabajo audiovisual que pone los pelos de punta.

19 minutos de emociones a flor de piel con imágenes de aquellos días y una emotiva y envolvente narración de Iñaki Beraetxe que llega al corazón y que da en el clavo, pues refleja lo que muchos pensamos esos días. Desde el pase a la final pasando por la conquista de la Copa en La Cartuja a la posterior y apoteósica celebración en la ría, la pieza ha entusiasmado a los hinchas del Athletic. Incluso, los campeones la han compartido en sus redes sociales.

El vídeo arranca poniendo valor al logro conseguido después de muchos años de espera. «Cómo contar un milagro. Para que un milagro exista hace falta un ingrediente primordial: creer y de eso en Bilbao sabemos bastante. Creer es lo que nos ha hecho grandes, únicos, creer en nuestra historia, en nuestra gente, en nuestra filosofía, en nuestra cantera, en las tradiciones que nos ha hecho ser como somos. Para que la magia exista solo hace falta que creas en ella».

«La cuadrilla más grande del mundo»

El camino a la final no estuvo exento de «baches y curvas, pero los caminos más difíciles suelen conducir a caminos maravillosos». Después de cinco finales fallidas, el objetivo se cumplió: «La ilusión de los jóvenes, el liderazgo de los veteranos y cómo no la fe».

De ahí a la final. El documental recuerda imágenes de la ciudad engalanada, con banderas rojiblancas ondeando en los balcones -algunas aún siguen un mes después-. También el viaje a Sevilla en avión, tren o coche con las maletas cargadas de ilusión y cómo la marea rojiblanca invadió Sevilla. Cerca de 70.000 aficionados, una cifra inédita, algo nunca visto en una final de Copa.

Y llegó el día para la gloria. «Eramos un tsunami rojiblanco, sentíamos que nada ni nadie nos podía parar». Así fue. En un partido que se decidió en la tanda de penaltis, una contienda en la que ambos conjuntos no querían dar la batalla por perdida, se consiguió lo que la hinchada tanto anhelaba: ver al equipo de sus amores en lo más alto. «Somos campeones, qué bien suena, esa palabra que tantas veces se ha repetido en mi cabeza. Gritamos como nunca lo habíamos hecho en nuestra vida. Alaridos de pura euforia, abrazamos a extraños como si fueran hermanos».

«Por fín», los días de «frustración y derrotas dolorosas» quedaban atrás. Era real. El Athletic campeón de Copa. Llegó el 11 de abril. La gabarra. La apoteosis. «Demostramos al mundo que ser del Athletic no es solo ser aficionado, es ser parte de una familia, de un legado que perdurará por generaciones. Ese día me sentí afortunado de pertenecer a esta gran familia rojiblanca. Si hay algo más bonito que celebrar lo que ganas, es celebrar lo que eres. Esos días de celebración nos unieron a todos hasta convertirnos en la cuadrilla más grande del mundo».

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios