Villalibre da un paso más en su recuperación y Sancet sigue fuera

Juanma Mallo
JUANMA MALLO

El Athletic volvió este martes al trabajo en Lezama después de dos días libres y lo hizo con la buena noticia de que Asier Villalibre completó el entrenamiento con el grupo. Oihan Sancet, sin embargo, continúa al margen, con unos problemas en el pubis que, según Marcelino García Toral, pueden provocar que se pierda los cuatro partidos que quedan para finalizar la temporada.

El delantero de Gernika se 'rompió' hace poco más de quince días en el duelo contra el Celta. Era la cuarta lesión del ejercicio, y parecía que no iba a volver a participar. En cambio, la semana pasada entrenó con el grupo y ayer terminó la sesión. A priori, por tanto, estará en la lista para medirse el sábado al Valencia (16.15 horas), en consonancia con los cálculos efectuados por el técnico de Careñes hace unos días. También los dos hermanos Williams, Iñaki y Nico, se ejercitaron en Lezama. Parecen olvidados los problemas físicos que provocaron sus cambios en el partido contra el Atlético el pasado sábado.

Sancet, por su parte, sigue luchando contra la pubalgia. El pasado viernes, Marcelino fue pesimista y aceptó que quizá el atacante navarro se pierda lo que resta de campaña. De momento, se ha apostado por un tratamiento conservador, pero si la situación no mejora, es posible que tenga que pasar por el quirófano, como le ocurrió a Yuri Berchiche el pasado verano.

Por cierto, los titulares de la victoria contra el Atlético protagonizaron una sesión de recuperación. E Iñigo Martínez se retiró antes de tiempo hacia el interior de la instalaciones de Lezama. En principio, no tendrá problemas para jugar el sábado.