«Viví mi regreso ante el Atlético como mi segundo debut»

Iñigo Lekue, en un entrenamiento durante su recuperación en Lezama, junto a Xabi Clemente./J. Echeverría
Iñigo Lekue, en un entrenamiento durante su recuperación en Lezama, junto a Xabi Clemente. / J. Echeverría

Iñigo Lekue se centra en tratar de «aportar minutos de calidad» en los partidos que quedan hasta final de Liga

Igor Barcia
IGOR BARCIABilbao

Iñigo Lekue cerró el pasado sábado diez meses de sinsabores, malos momentos y mucho trabajo a la sombra. El lateral bilbaíno encadenó dos lesiones y sendas operaciones que le mantuvieron fuera del equipo desde mayo de 2018 hasta su regreso en la victoria contra el Atlético en San Mamés. Fueron apenas unos minutos, pero a Lekue le supieron casi tan bien como el día de su debut con la camiseta rojiblanca. «La verdad es que las sensaciones que tuve sí que se pueden comparar al debut. Tras dos lesiones y pasar dos veces por el quirófano, no ves el momento de recuperarte y regresar al equipo, así que hacerlo en un partido como el del otro día, con el campo lleno y con victoria, fue muy bonito», ha evaluado Lekue.

El defensa de Deusto cayó lesionado en un entrenamiento a finales de agosto, donde sufrió una fractura del maleolo peroneo derecho. Tras su recuperación, vio que los problemas de espalda que arrastraba de antes no le dejaban rendir al cien por cien, por lo que a finales de año tomó la decisión de pasar de nuevo por el quirófano para solucionar una discopatía L5-S1. El caso es que no ha sido hasta primeros de marzo cuando Lekue pudo regresar con normalidad a los entrenamientos, y el sábado tuvo el premio a ese largo trabajo de recuperación en el silencio de Lezama. «La verdad que estoy muy contento de volver tras muchos meses fuera, no es fácil estar tanto tiempo separado del equipo, que es lo bonito de vivir el día a día, con tus compañeros».

En su comparecencia en Lezama, el lateral rojiblanco ha rememorado ese proceso y ha reconocido que no lo vivió como algo doloroso, sino «algo que pasó, que vino así y no le di más vueltas. No soy una persona que me coma la cabeza, así que no me afectó demasiado, sino que lo afronté como vino y con la mente puesta en recuperarme cuanto antes», ha recordado.

«Una temporada dura»

Al ser cuestionado sobre sus lesiones, Lekue ha reconocido que «la más dura fue la fractura de peroné, por el desarrollo del postoperatorio, y cuando ya había logrado recuperarme, vi que los dolores de espalda que arrastraba de hacía tiempo no desaparecían y tampoco me dejaban entrenar al ritmo que yo deseaba, así que no me quedó otra que operarme de la espalda».

En este tiempo, al lateral de Deusto le tocó vivir en la sombra el complicado comienzo de temporada del Athletic, con el equipo anclado en la zona baja de la clasificación y un cambio de entrenador que sirvió para que llegara la deseada recuperación. «No es fácil estar fuera cuando hemos tenido una temporada dura, pero el grupo siempre ha estado junto y ahora estamos contentos de tener buenas sensaciones y de remontar en la clasificación», ha explicado Lekue, quien a nivel personal confía en que este tramo final de temporada le sirva para encontrar «minutos de calidad» con los que poder aportar al buen rendimiento del grupo.

Las cuentas europeas

Y en este sentido, ha reconocido que partidos amistosos como el que está programado este jueves en Lezama contra el Eibar son muy positivos para él. «Si, sin duda, por mucho que entrenes, que estés con el resto del grupo, sin competir no puedes estar y el amistoso a mí me viene muy bien y estoy con muchas ganas de probarme», ha dicho Lekue. «Mi intención es aportar, entrenar lo mejor posible y estar a disposición del míster para aportar minutos de calidad». Y no contempla en el futuro nada más allá que no sea pelear y tratar de ganarse un puesto en la plantilla de Garitano de cara a la próxima temporada, lejos de hipotéticas cesiones o salidas a otro destino. «Lo único que quiero y pienso es pelear para estar aquí, aunque sea difícil. Pelear y ayudar. Con el míster no he hablado mucho de fútbol porque más me ha apoyado en mis sensaciones, pero me conoce y sabe lo que puedo aportar y ofrecer en diferentes posiciones».

En cuanto al futuro del equipo, aunque se ha referido al tópico de ir «partido a partido», a Lekue sí le cuadran las cuentas europeas para el Athletic, con la buena dinámica que lleva el equipo. «Si hay que ganar seis de diez partidos para estar en Europa a mí si que me cuadra, yo sí le veo capaz al equipo, aunque debemos ser prudentes».