Athletic

«Yo vivo preocupado»

«Yo vivo preocupado»
Jordi Alemany

Berizzo reivindica la claridad del estilo del Athletic y desliza que podría introducir «matices» en el bloque que enfrentará mañana al Espanyol

Robert Basic
ROBERT BASIC

Eduardo Berizzo sabe que todas las semanas se interpretan en clave de examen y asume que los partidos son pruebas que se aprueban o suspenden. No pierde la sonrisa a pesar de la mala clasificación del equipo y de una larga racha de nueve encuentros sin ganar, aunque la procesión va por dentro y es allí donde el argentino combate a diario con sus dudas y temores, eso sí, siempre desde la convicción en lo que hace y en la fe en construir un proyecto ganador. «Yo vivo preocupado. Si me despreocupo por momentos desconfío de no estar preocupado», ha comentado hoy en Lezama, donde el Athletic ha realizado el último entrenamiento antes de viajar mañana a Barcelona y medirse al Espanyol, un rival que atraviesa por un magnífico estado de forma y al que el argentino ve con las ideas claras y la confianza que otorgan los buenos resultados. En todo momento ha defendido las líneas maestras de su modelo y ha adelantado que podría introducir «matices» en el once que alineará frente a los 'pericos', que llevan el pleno de victorias en su campo. Cuatro de cuatro.

El 'Toto' ha confeccionado una convocatoria de 20 jugadores en la que destaca la presencia de Beñat, aunque resulta difícil pensar en la titularidad de un hombre que acaba de salir de un complicado proceso vírico. De todos modos, el entrenador rojiblanco ha avanzado que tratará a todos «por igual» y que está en condiciones de escoger a cualquiera, por lo que se intuye que habrá algún que otro retoque respecto al partido del Valencia. Un partido del que el argentino guarda un buen recuerdo, aunque consciente de que el Athletic puede y debe desplegar un abanico rico en recursos y variedades. «Cuando dije que era un paso adelante tenía que ver con la solidez y la firmeza del equipo. Habíamos recuperado el cemento, la fiabilidad y seguimos insistiendo en que debemos jugar cada vez mejor. Hacerlo a partir del orden, el equilibrio y la solidez que se reflejaron en el duelo ante el Valencia. Siempre se puede jugar mejor -ha remarcado- y que la pelota fluya de una manera más asentada».

Berizzo ha defendido la renuncia a sus principios básicos futbolísticos frente al conjunto che y ha alegado que el «cambio de nombres no implica desligarnos de nuestro estilo de juego. La inclusión de Mikel Rico y San José tenía que ver con el tipo de partido que íbamos a jugar, con el desgaste previo de gente como Muniain y Unai (López) y mañana, si atendemos a las particularidades del encuentro, podemos formar con un medio campo o con otro, con una delantera u otra. Cuando imagino la elección de los hombres de cara a un duelo -ha resaltado- ésta está vinculada con su rendimiento semanal y la problemática que presenta el rival para ver quién la resuelve mejor». Decidido a reforzar su mensaje, el de Cruz Alta ha subrayado que el Athletic respeta las líneas maestras de su ideario. «Nuestra manera de competir siempre es la de poseer el balón, jugarlo y (cuando no lo tiene) quitarlo lo más rápido posible».

El peligro del Espanyol

Centrado en el compromiso del RCDE Stadium, Berizzo ha destacado que el Espanyol es un bloque compacto que «intenta jugar siempre y lo hace bien». Ha elogiado el centro del campo del conjunto 'perico' y su capacidad de «elaboración» cimentada en futbolistas como «Roca, Granero, Melero y Darder». Ha explicado que combinan de maravilla y que luego se asocian a la perfección con sus delanteros. «Les surten de balones en ventaja y son verticales, rápidos y goleadores. Hay que presionar ajustadamente para que el balón no llegue con facilidad a sus atacantes». Los catalanes están firmando un gran comienzo liguero y viven acomodados en las posiciones europeas, aunque ellos mismos catalogan este hecho de «anecdótico» y evitan lanzar las campanas al vuelo. «El Athletic tiene menos puntos de los que se merece y estoy seguro de que va a despegar», advirtió ayer Darder.

Berizzo asume que en el mes de noviembre se despejará bastante el horizonte y el equipo definirá su rumbo y dará forma a sus objetivos. Eso sí, ha recordado que el rendimiento del Athletic es sometido a un análisis semanal y ha llamado la atención sobre la «homogeneidad» de una Liga en la que, ahora sí, cualquiera puede ganar a cualquiera. «Hay que encontrar una victoria que nos permita saltar posiciones. Cada encuentro exige encontrar un gran plan para acertar cómo jugarlo, siendo fieles a lo que hacemos y sacando detalles que tienen que ver con el aprovechamiento de las escasas oportunidades de gol que existen». Y es en este punto cuando se le ha cuestionado por sus temores y el vértigo que da la clasificación. «Yo vivo preocupado. Exige (la profesión del entrenador) siempre estar alerta, revisar las cosas que has hecho, que vas a hacer, la actualidad del equipo... La función del técnico es vivir preocupado para hacer mejores a todos los que le rodean». Está en ello.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos