Williams afirma que «nunca iría a la Real Sociedad»

Williams, durante el derbi contra la Real./LUIS ÁNGEL GÓMEZ
Williams, durante el derbi contra la Real. / LUIS ÁNGEL GÓMEZ

El delantero rojiblanco reconoce que tuvo contactos con el Manchester United, pero «quedarme en el Athletic siempre ha sido mi opción número uno»

Bruno Vergara
BRUNO VERGARA

Iñaki Williams tiene contrato con el Athletic hasta 2028. Todavía con mucho fútbol en sus botas, lo que tiene claro es que le gustaría retirarse en el equipo rojiblanco: «Estoy donde quiero estar, siempre lo he dicho, esta es mi casa y quiero estar muchos años aquí». Tampoco tiene dudas sobre en qué club no militaría. «Nunca iría a la Real Sociedad», afirmó anoche durante una entrevista en 'El Larguero'. A raíz de ese comentario, quiso quitar hierro sobre sus declaraciones antes del derbi ante el conjunto txuriurdin, cuando dijo que le gusta «sacar de quicio a la Real». Y quiso aclarar lo que expuso durante esa rueda de prensa antes del partido. «No quise ofender a nadie, lo que dije fue una realidad», apuntó.

Williams también habló sobre los equipos que pretendieron hacerse con sus servicios. En la Premier, tal y como adelantó este periódico, el United le hizo un seguimiento y lanzó una ofensiva. «En Navidad hubo un par de contactos con el Manchester United, no puedo contar quién me llamó, pero quedarme en el Athletic siempre ha sido mi opción número uno», subrayó.

Tras su última renovación y con una cláusula de rescisión de 135 millones de euros, el delantero seguirá vistiendo de rojiblanco al menos hasta los 34 años. Con la mirada puesta en ese horizonte aparece un referente que no es otro que Aritz Aduriz. «Me gustaría ser como él, ser el hombre gol del Athletic no es fácil», afirmó. Mientras trabaja por alcanzar ese objetivo, centra sus esfuerzos en la presente temporada con un optimismo renovado. «Yo creo que tenemos equipo para jugar el año que viene en Europa. Devolver al equipo a Europa sería la leche. Estamos en camino».

La entrevista con el delantero rojiblanco dio mucho más de sí y no se centró exclusivamente en el mundo del fútbol, con pinceladas de su lado más personal. Preguntado por su apodo, 'La Pantera', admitió que se lo puso Iker Muniain, con quien tiene una gran amistad. «Me gusta que me digan 'La Pantera'», admitió. Del ámbito más familiar extrajo una anécdota de su madre de este mismo verano que no dejó indiferente a nadie: «Mis padres tuvieron mil batallas. Cuando a uno le ha faltado de todo en la vida valoras más lo que tienes y vas a por más (...) Mi madre se puso a llorar este verano al ir de vacaciones al desierto, porque le recordó lo que sufrió cuando era joven. Eso te remueve el estómago», sostuvo.