El Piscolabis

Los Williams y las vallas

Unos hierros cruzados en un estadio de fútbol pueden ser la más hermosa y dura de las metáforas

Jon Uriarte
JON URIARTE

De valla a valla. De sueño a sueño. Pocas veces una foto carga tanta metáfora. Como la del abrazo de los Williams con su madre en Riad. Porque esa mujer tuvo que saltar otra con su hijo mayor en el vientre. El que el jueves prefería ver marcar al pequeño antes que hacerlo él. Hermano mayor con mucho de padre. Por eso el abrazo intenso de ambo

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores