Borrar
Xabier Eskurza recuerda su salida del Athletic: «Me sentí muy maltratado. No me hubiera marchado nunca»

Xabier Eskurza recuerda su salida del Athletic: «Me sentí muy maltratado. No me hubiera marchado nunca»

El exfutbolista fichó por el Barça de Cruyff donde estuvo una temporada. Militó en varios equipos más y tuvo que colgar las botas a los 30 años por las lesiones. Ahora se dedica a asesorar y representar a jóvenes futbolistas

A. Mateos

Jueves, 19 de octubre 2023, 13:40

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Xabier Eskurza (Trapagaran, 1970) salió «muy maltratado» de Bilbao hace casi treinta años rumbo a Barcelona. Aquel movimiento fue polémico y no sentó nada bien entre la afición. El exrojiblanco no tuvo suerte en su etapa en la ciudad condal y abandonó la entidad solo un año después. Las graves lesiones que padeció no le dieron estabilidad y terminó colgando las botas con 30 años cuando jugaba en el Oviedo.

Ahora vive en Barrika, con una prótesis en las dos caderas y a pesar de sufrir artrosis, puede hacer «vida normal». Disfruta de los paseos con su pastor alemán por el monte aunque, reconoce, a veces tropieza porque no controla «la pierna izquierda». Disfruta del golf y de la bicicleta en sus ratos libres y además continúa ligado al fútbol.

Eskurza es socio en una asesoría integral que trata de aconsejar a los futbolistas. Entre otras cosas, a cómo gestionar el patrimonio que acumulan a lo largo de su carrera. Una figura que le faltó en su etapa como jugaor, reconoce en una entrevista a Relevo como previa del duelo de este domingo entre Barça y Athletic.

Aunque además de asesor también ejerce de representante. Él fue quien negoció con Ibaigane la prórroga del contrato de Ander Capa, que finalmente abandonó del club. También representa los intereses de Álvaro Núñez, el lateral derecho que salió de forma controvertida de Lezama rumbo a Barcelona y que ahora está «centrado» en el Amorebieta. «¿La vuelta? Es un tema que siempre está ahí. Es un jugador que es del Athletic, sabe lo que es y lo siente. La vuelta se producirá cuando confluyan los dos caminos», afirma sobre el futuro de Núñez.

En su entrevista con Relevo, dividida en dos partes, habla este jueves sobre su etapa en Barcelona y lo mucho que aprendió de Cruyff. «El holandés seguía viendo el fútbol desde la óptica del futbolista», contaba sobre uno de los emblemas de este deporte. Eskurza venía de cuatro años en el Athletic donde tuvo que renunciar a los JJOO de Barcelona por la 'mili' y donde se partió el tobillo antes de iniciar su última temporada de contrato. «En el Athletic estuve entrenando con Urtubi, Gallego, Argote, jugadores que para mí eran dioses. Era un crío y soñaba con jugar en ese equipo».

Pero los sueños se acabaron en el verano de 1994. El vizcaíno se fue a Barcelona en una salida controvertida. «Salí muy mal del Athletic, muy maltratado. (...) No me hubiera marchado nunca, en la vida», resume. Y como prueba de ello cuenta la anécdota del día que firmó con el Barça: «Gaspart me dijo: 'Eres el primer futbolista que veo que está triste por firmar'. Le dije que no, que estaba muy contento, pero que había dejado el club donde jugar era lo máximo». Eskurza reconoce que no se arrepiente «de nada, solo de que la salida se tenía que haber hecho de otra manera». E incluso, echando la vista atrás, reconoce que salir de Bilbao le vino bien: «Hasta me hicieron un favor porque lo que he conocido luego, las vivencias que he tenido, los compañeros que he conocido, las culturas, me han aportado para ser mejor persona. Algo que no hubiera hecho nunca. Tengo que estar agradecido de haber entrado en ese conflicto y marcharme».

Javier Clemente le definió como un «tecniquillo y minga fría». Es una de las últimas anécdotas divertidas que guarda de Lezama. A Eskurza nunca le sentó mal ese comentario. Él, simplemente, se veía como un jugador de «otra generación», «más moderno». Y se marchó al equipo que cambió el fútbol, el Barça de Cruyff, a cambio de cuatro millones de euros.

«Una gabarra por entrar en Europa»

Para el domingo, Eskurza tiene el corazón más rojiblanco que blaugrana. «Quiero que gane el Athletic, pero si gana el Barça, también me alegraré», reconoce. «Solo estuve un año en Barcelona, pero me demostró mucho. Ahí fue donde se me rompieron los esquemas y me di cuenta de que en otros clubes hay sentimiento de pertenencia». El exfutbolista explica que «no hay un equipo como el Athletic en cuanto a filosofía, pero el sentimiento, la ilusión, la entrega… hay muchos equipos que también tienen eso».

Eskurza sigue la actualidad del Athletic. Ve al equipo «bien» pero no entiende las exigencias de la afición. «Para nosotros un título debería ser entrar en Europa. Habría que sacar una gabarra por ello. El equipo y los socios necesitan una gabarra por el mérito que tenemos de apostar por ese modelo tan especial».

Y mientras aguarda el partido del domingo, Eskurza recuerda cómo vivía los partidos del Athletic en su piso de Barcelona. «Me llevé un casete con el himno del Athletic y lo ponía cuando venían mis familiares y amigos a casa y veíamos un partido. Eso me hizo mucho daño y quizá también me hizo no dar ese nivel que tenía que haber dado. Todavía mi ilusión y mi cabeza estaban en Bilbao».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios