Xavi anuncia cambios ante el Athletic por la fatiga de algunos jugadores

El técnico sienta a Busquet ante el Villarreal y sale en defensa de Piqué, pitado por el Nou Camp

ÁLEX M. FRANQUET

El Athletic visitará el domingo a un Barça revitalizado tras el varapalo del último clásico. Ayer por la noche, el equipo de Xavi Hernández recuperó sus mejores sensaciones, a pesar que hizo bastantes rotaciones y repartió minutos pensando en el duelo contra el equipo de Valverde.

Tras la victoria balsámica, Xavi celebraba que «hemos tenido una reacción de familia, de grupo. Era un día para mostrar personalidad y carácter. Después de lo del Inter y del Madrid, todo el equipo ha reaccionado bien».

Antes de jugar contra el Villarreal, Xavi bromeó con que tenía muchos mensajes en su móvil y que parecía que se le había muerto un familiar. «Ahora parece que me ha tocado la lotería», explicaba entre risas. Por eso, reivindica que «ni antes éramos tan buenos, ni después del Inter y del Madrid éramos los más malos del mundo. El Barça es una montaña rusa de emociones y ahora parece que todo son flores, pero el domingo contra el Athletic tenemos otra prueba».

Llamó la atención que Xavi se atreviera a sentar a Busquets, en baja forma últimamente, para que entrara Frenkie de Jong y cuajara una gran actuación como mediocentro. Contra el Athletic, De Jong podría tener continuidad y seguir dejando a Busquets en el banquillo. Xavi estaba contento porque «Frenkie ha estado muy bien, sí. Me ha convencido, especialmente en defensa».

Eso sí, el técnico azulgrana no quiere que nadie piensa que Busquets no fue ayer suplente como castigo por su flojo rendimiento. Xavi aclara que «estamos haciendo rotaciones porque el equipo tiene que estar al 100 por cien en la presión. No hago cambios para señalar a nadie, sino porque es lo mejor para el grupo. El domingo haremos también cambios porque seguro que habrá fatigas».

Una parte del público silbó a Gerard Piqué. Le echan en cara su flojo rendimiento y la negativa a rebajarse el sueldo. Xavi recordó que «es momento de estar unidos con la afición, la Junta, los medios de comunicación y el staff. Lo único que puedo decir es que Piqué es un ejemplo en el vestuario en mayúsculas. Nunca pone una mala cara y es un ejemplo de capitán. Pido unidad».