Borrar
Yeray, el guerrero que venció al cáncer
Los 25 elegidos para cumplir el sueño

Yeray, el guerrero que venció al cáncer

Serie sobre la trayectoria de los jugadores del Athletic que jugarán la Final de Copa e intentarán lograr el título más querido

Martes, 12 de marzo 2024

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El jugador de Barakaldo es un ejemplo de trabajo y sencillez. El espíritu de superación de un futbolista, entregado en el campo y muy tranquilo fuera de él, es todo un ejemplo y uno de los máximos exponente de los valores del club. Hoy, ocho años después de su debut, está a punto de cumplir el sueño de cualquier niño vizcaíno.

24/01/1995

Debut: 15/09/2016

Altura: 1,82 m.

Defensa

Temporadas: 8

Partidos: 219

BARAKALDO (BIZKAIA)

Yeray vivía en el Grupo Azorín, en la entrada de Barakaldo junto a Rontegi. Como era alto, jugó de portero hasta los ocho años en el equipo del colegio de La Inmaculada. Poco a poco se fue haciendo con un puesto de defensor jugando al fútbol sala en el equipo Amets, creado por un padre del colegio.

Yeray va a ser de los mejores de Bizkaia incluso de jugador.

¿Te imaginas que...?

Con 10 años se incorpora al Barakaldo. El fútbol y el 'snowboard' ocupaban el ocio de aquel tímido chaval.

En 2008 llega a las categorías inferiores del Athletic desde el Danok Bat bilbaíno.

Tras su paso por el Basconia y el Bilbao Athletic, en septiembre de 2016 debuta con el primer equipo en la Europa League ante el Sassuolo.

Pronto pasó a ser una referencia en el eje de la zaga gracias a su colocación, anticipación y fuerza en las disputas.

En diciembre de 2016 se le detecta un tumor en su testículo derecho. Vuelve, pero al año siguiente se le diagnostica una adenopatía por la que recibe quimioterapia.

De carácter reservado, la enfermedad le cambió y le hizo más extrovertido. Las muestras de cariño de toda la afición fueron abrumadoras y hasta sus compañeros se raparon la cabeza en solidaridad.

‘Las peores batallas son para los mejores guerreros’

Esta es una de las frases que se le quedó grabadas a Yeray de la carta que le escribió la jugadora de baloncesto Carlota Eguskiza en EL CORREO. Ella también padecía cáncer, pero no pudo superarlo.

En la campaña 2018-19 recupera la titularidad y completa una gran temporada junto a Iñigo Martínez, consolidándose como una de las parejas de centrales más en forma del la Liga.

El defensa vizcaíno, de carácter templado, destaca por el juego aéreo, la velocidad y colocación. Su arma más poderosa es la anticipación.

Con más de 200 partidos como león, es un auténtico seguro en defensa. Hoy es una garantía detrás, junto a Vivian y Paredes.

Fue un fijo en la selección sub-21 y en las prelistas de la absoluta.

24/01/1995

Debut: 15/09/2016

Altura: 1,82 m.

Defensa

Temporadas: 8

Partidos: 219

BARAKALDO (BIZKAIA)

Yeray vivía en el Grupo Azorín, en la entrada de Barakaldo junto a Rontegi. Como era alto, jugó de portero hasta los ocho años en el equipo del colegio de La Inmaculada. Poco a poco se fue haciendo con un puesto de defensor jugando al fútbol sala en el equipo Amets, creado por un padre del colegio.

Yeray va a ser de los mejores de Bizkaia incluso de jugador.

¿Te imaginas que...?

Con 10 años se incorpora al Barakaldo. El fútbol y el 'snowboard' ocupaban el ocio de aquel tímido chaval.

En 2008 llega a las categorías inferiores del Athletic desde el Danok Bat bilbaíno.

Tras su paso por el Basconia y el Bilbao Athletic, en septiembre de 2016 debuta con el primer equipo en la Europa League ante el Sassuolo.

Pronto pasó a ser una referencia en el eje de la zaga gracias a su colocación, anticipación y fuerza en las disputas.

En diciembre de 2016 se le detecta un tumor en su testículo derecho. Vuelve, pero al año siguiente se le diagnostica una adenopatía por la que recibe quimioterapia.

De carácter reservado, la enfermedad le cambió y le hizo más extrovertido. Las muestras de cariño de toda la afición fueron abrumadoras y hasta sus compañeros se raparon la cabeza en solidaridad.

‘Las peores batallas son para los mejores guerreros’

Esta es una de las frases que se le quedó grabadas a Yeray de la carta que le escribió la jugadora de baloncesto Carlota Eguskiza en EL CORREO. Ella también padecía cáncer, pero no pudo superarlo.

En la campaña 2018-19 recupera la titularidad y completa una gran temporada junto a Iñigo Martínez, consolidándose como una de las parejas de centrales más en forma del la Liga.

El defensa vizcaíno, de carácter templado, destaca por el juego aéreo, la velocidad y colocación. Su arma más poderosa es la anticipación.

Con más de 200 partidos como león, es un auténtico seguro en defensa. Hoy es una garantía detrás, junto a Vivian y Paredes.

Fue un fijo en la selección sub-21 y en las prelistas de la absoluta.

24/01/1995

Debut: 15/09/2016

Altura: 1,82 m.

Defensa

Temporadas: 8

Partidos: 219

BARAKALDO (BIZKAIA)

Yeray vivía en el Grupo Azorín, en la entrada de Barakaldo junto a Rontegi. Como era alto, jugó de portero hasta los ocho años en el equipo del colegio de La Inmaculada. Poco a poco se fue haciendo con un puesto de defensor jugando al fútbol sala en el equipo Amets, creado por un padre del colegio.

Yeray va a ser de los mejores de Bizkaia incluso de jugador.

¿Te imaginas que...?

Con 10 años se incorpora al Barakaldo. El fútbol y el 'snowboard' ocupaban el ocio de aquel tímido chaval.

En 2008 llega a las categorías inferiores del Athletic desde el Danok Bat bilbaíno.

Tras su paso por el Basconia y el Bilbao Athletic, en septiembre de 2016 debuta con el primer equipo en la Europa League ante el Sassuolo.

Pronto pasó a ser una referencia en el eje de la zaga gracias a su colocación, anticipación y fuerza en las disputas.

En diciembre de 2016 se le detecta un tumor en su testículo derecho. Vuelve, pero al año siguiente se le diagnostica una adenopatía por la que recibe quimioterapia.

De carácter reservado, la enfermedad le cambió y le hizo más extrovertido. Las muestras de cariño de toda la afición fueron abrumadoras y hasta sus compañeros se raparon la cabeza en solidaridad.

‘Las peores batallas son para los mejores guerreros’

Esta es una de las frases que se le quedó grabadas a Yeray de la carta que le escribió la jugadora de baloncesto Carlota Eguskiza en EL CORREO. Ella también padecía cáncer, pero no pudo superarlo.

En la campaña 2018-19 recupera la titularidad y completa una gran temporada junto a Iñigo Martínez, consolidándose como una de las parejas de centrales más en forma del la Liga.

El defensa vizcaíno, de carácter templado, destaca por el juego aéreo, la velocidad y colocación. Su arma más poderosa es la anticipación.

Con más de 200 partidos como león, es un auténtico seguro en defensa. Hoy es una garantía detrás, junto a Vivian y Paredes.

Fue un fijo en la selección sub-21 y en las prelistas de la absoluta.

24/01/1995

Debut: 15/09/2016

Altura: 1,82 m.

Defensa

Temporadas: 8

Partidos: 219

BARAKALDO (BIZKAIA)

Yeray vivía en el Grupo Azorín, en la entrada de Barakaldo junto a Rontegi. Como era alto, jugó de portero hasta los ocho años en el equipo del colegio de La Inmaculada. Poco a poco se fue haciendo con un puesto de defensor jugando al fútbol sala en el equipo Amets, creado por un padre del colegio.

Yeray va a ser de los mejores de Bizkaia incluso de jugador.

¿Te imaginas que...?

Con 10 años se incorpora al Barakaldo. El fútbol y el 'snowboard' ocupaban el ocio de aquel tímido chaval.

En 2008 llega a las categorías inferiores del Athletic desde el Danok Bat bilbaíno.

Tras su paso por el Basconia y el Bilbao Athletic, en septiembre de 2016 debuta con el primer equipo en la Europa League ante el Sassuolo.

Pronto pasó a ser una referencia en el eje de la zaga gracias a su colocación, anticipación y fuerza en las disputas.

En diciembre de 2016 se le detecta un tumor en su testículo derecho. Vuelve, pero al año siguiente se le diagnostica una adenopatía por la que recibe quimioterapia.

De carácter reservado, la enfermedad le cambió y le hizo más extrovertido. Las muestras de cariño de toda la afición fueron abrumadoras y hasta sus compañeros se raparon la cabeza en solidaridad.

‘Las peores batallas son para los mejores guerreros’

Esta es una de las frases que se le quedó grabadas a Yeray de la carta que le escribió la jugadora de baloncesto Carlota Eguskiza en EL CORREO. Ella también padecía cáncer, pero no pudo superarlo.

En la campaña 2018-19 recupera la titularidad y completa una gran temporada junto a Iñigo Martínez, consolidándose como una de las parejas de centrales más en forma del la Liga.

El defensa vizcaíno, de carácter templado, destaca por el juego aéreo, la velocidad y colocación. Su arma más poderosa es la anticipación.

Con más de 200 partidos como león, es un auténtico seguro en defensa. Hoy es una garantía detrás, junto a Vivian y Paredes.

Fue un fijo en la selección sub-21 y en las prelistas de la absoluta.

Los 25 elegidos para cumplir el sueño

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios