Borrar
El abrazo que no esperaba Yuri tras el polémico penalti: así trataron de calmarle Reina y el segundo de Marcelino

El abrazo que no esperaba Yuri tras el polémico penalti: así trataron de calmarle Reina y el segundo de Marcelino

Después de la mano señalado en el descuento y con el 1-1 en el marcador, el lateral del Athletic estaba desatado

Alain Mateos

Martes, 16 de abril 2024, 13:36

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Los últimos minutos que se vivieron el domingo en San Mamés difícilmente se olvidarán. Especialmente si al Athletic se le escapa la última plaza Champions por escasos puntos. Cuando Hernández Maeso llamó a su compañero Cuadra Fernández en el minuto 90 para advertirle de un posible penalti por mano de Yuri, el silencio y la tensión se adueñaron del momento.

Tal y como captaron las cámaras de 'El día después', Yuri y Muniain trataron de explicar de mil formas posibles la mano. «Me pega en el pie», repitió constantemente el lateral rojiblanco. Pero nada. No había manera. El árbitro se dirigió al monitor del VAR y la tensión acumulada terminó de explotar. Yuri estaba fuera de sí. De su boca solo salían improperios.

A todo esto, el juego se reanudó y Parejo empató el partido. Pero las cámaras de Movistar se quedaron con Yuri, que centró su atención en la juez de línea. Su mirada lo decía todo. La misma que tenía cualquier aficionado en la grada ante el dudoso penalti que acababa de señalar el árbitro después de verlo unas cuantas veces repetido en la pantalla.

Fue Rubén Uría, el segundo entrenador del Villarreal, y Pepe Reina quienes tranquilizaron al lateral. Cuando Yuri estaba cerca del banquillo del submarino amarillo, Uria, que ya le conoce de su etapa con Marcelino en el Athletic, se dirigió a él de forma tajante: «No seas tonto. Déjalo. Déjalo». Después llegó el veterano portero, que le abrazó por detrás y le acarició cariñosamente mientras le susurraba al oído.

Yuri volvió a su posición más tranquilo, mientras San Mamés estallaba contra el arbitraje: «¡Que se vayan, diles que se vayan!».

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios